Hábitos alimenticios para prevenir el Alzheimer

La alimentación es muy importante en personas mayores y eso es algo que cuidan mucho en la residencia de ancianos en Guadalajara. A través de este artículo conoceremos una serie de hábitos alimenticios que nos serán muy útiles a la hora de prevenir el Alzheimer, una de las enfermedades más comunes entre las personas mayores. 

Prevenir el Alzheimer a través de la alimentación

Llevando a cabo una serie de hábitos simples podremos reducir las posibilidades de desarrollar esta enfermedad y uno de los consejos básicos es el de minimizar el consumo de las grasas saturadas y grasas trans, que tienen la capacidad de aumentar el colesterol en sangre y estimular las placas beta-amiloide del cerebro, siendo esta una de las principales causas del Alzheimer. De hecho, numerosos estudios científicos han confirmado que aquellas personas que consumen grasas saturadas en exceso triplicarán las opciones de padecer Alzheimer. 

Tanto la vitamina E como B12 son excelentes aliados en la lucha contra el Alzheimer. En el caso de la vitamina E hablamos de un antioxidante rico en propiedades y que encontraremos en todo tipo de alimentos como nueces, tomates o espinacas mientras que la B12, que se localiza en animales, nos permite reducir los niveles de homocisteína, siendo este un aminoácido que está directamente relacionado con el deterioro del sistema cognitivo. En resumen, llevando a cabo una serie de consejos muy simples evitaremos las posibilidades de desarrollar Alzheimer y mejoraremos nuestra salud en general. ¿Vale la pena, verdad?