La alimentación con sal en las personas mayores

En nuestra residencia de ancianos en Guadalajara cuidamos muy bien a nuestros mayores y les ofrecemos una alimentación acorde a sus necesidades. Una de las preocupaciones que más tienen tanto familiares como los propios ancianos es el tema de la comida con sal, hoy vamos a hablar de ellos.

La sal en la dieta

La muy “temida” sal en la dieta de las personas mayores, en realidad, sólo debe suprimirse si hay algún problema médico que así lo requiere, pero en caso contrario, los ancianos pueden comer con sal.

No obstante, haya restricción médica o no, la sal debe consumirse con cierta moderación, pues la sal consumida en exceso puede ocasionar problemas cardiovasculares, así como problemas de tensión alta, por tanto, haremos más por nuestra salud si la reducimos, sea cual sea nuestra edad.

Lo ideal es que los ancianos se sometan a chequeos médicos de forma habitual y que puedan determinar los requisitos alimenticios de cada paciente.

Cuál es la ingesta recomendada de sal

La ingesta recomendada de sal es de aproximadamente 5 gramos, que equivale a una cucharada pequeña, pero esta cantidad varía con la edad, el seso y el estado de salud general de la persona, esto quiere decir que la cantidad recomendada realmente depende de la persona. A pesar de esto, según estudios realizados, la ingesta de sal es mucho más elevada que la cantidad recomendada por ello recomendamos encarecidamente que tengas la edad que tengas y en especial si tienes una edad avanzada, revises la cantidad de sal que consumes.