La rehabilitación y recuperación después de un ictus

Después de un ictus, un tercio de las personas logran recuperarse satisfactoriamente, mientras que otro de los tercios tiene secuelas graves y en otro tercio son fatales. Para todas estas personas que lo han sufrido es importante que sean atendidos por personas que hayan recibido un curso atención sociosanitaria (a personas dependientes) Guadalajara.

La recuperación de un ictus

En muchas de las ocasiones es posible que tras sufrir un ictus no sea posible una rehabilitación completa del paciente, sobre todo en los casos más graves. En cualquier caso, el objetivo del proceso de recuperación es el de ayudar al paciente a que pueda mejorar su autonomía y también a recuperar su autoestima.

La rehabilitación acostumbra a iniciarse incluso durante el propio ingreso en el hospital, una vez que ya ha sido descartada la necesidad de que el paciente continúe manteniendo reposo. En el caso de las lesiones que tienen un carácter moderado o grave, la mayor parte de la recuperación tiene lugar en los tres primeros meses tras el ictus. Luego continua, pero de forma más lenta hasta los seis meses e incluso hasta el año.

Es importante que, durante todo el proceso, estas personas se encuentren acompañadas de una persona que haya realizado un curso atención sociosanitaria (a personas dependientes) Guadalajara, gracias a la cual se podrá llevar a cabo la rehabilitación de una manera más eficiente.

Hay que tener en cuenta que no todos los pacientes se recuperan por completo. El tiempo y tipo de rehabilitación varía en función de la edad del paciente.